domingo, 28 de junio de 2009

LA AMAZONIA BAJO LA LUPA



A las turbulencias bélicas de baja intensidad que se escenifican en varios países con abundantes reservas de hidrocarburos se les ha bautizado como “segunda guerra del petróleo”, que va desde Perú hasta Nigeria.

Bajo la ocupación anglosajona de una guerra formal, Irak -después de casi 2 millones de muertos y más de 4 millones de refugiados- ha sido obligado a adjudicar su petróleo a las trasnacionales de los países invasores.

Sin necesidad de ser ocupado por una guerra, el “México neoliberal”, en la peor etapa de su historia moderna de decadencia panista, después de la entreguista “reforma energética” calderonista-beltronista, está maduro para prodigar a las trasnacionales de Estados Unidos y Gran Bretaña su inmensa riqueza petrolera del Golfo de México.

Todo se vale para capturar los hidrocarburos ajenos: hasta el “indigenocidio” perpetrado en Perú por el gobierno del folclórico presidente Alan García y su primer ministro, Yehude Simon Munaro (con fuertes vínculos con Israel, es decir, con los infanticidas de Gaza), quien fue obligado a renunciar.

Las cifras del “indigenocidio” en la zona amazónica de Perú, curiosamente escamoteadas por la selectiva prensa anglosajona, tan tumultuosa en referencia a los disturbios electorales de Irán, van desde “más de 60”, según Marco Aquino, analista de Reuters (9/6/09), hasta más de 200, de acuerdo con las propias víctimas.

Aquino refiere que “en la extensa región amazónica de Perú se ubican reservas de petróleo y minerales potencialmente lucrativas, pero sus moradores indios están furiosos por haber sido dejados fuera de los planes para obtener ganancias de la selva”.

Un estudio de científicos de la Universidad de Duke, citado por Aquino, expone que “el área total concedida a las trasnacionales cubre más de 70 por ciento del Amazonas de Perú. Por lo menos 58 de las 64 áreas se encuentran en tierras tituladas a los pueblos indígenas”, que el impopular cuan locuaz presidente García, títere estadunidense, ha estigmatizado de “terroristas” y “obstáculo para el desarrollo económico”.

John Vidal, “editor ambientalista” del periódico británico The Guardian (13/6/09), devela lo que se encuentra detrás del ‘indigenocidio” en Perú: “en todo el globo, conforme las trasnacionales de petróleo y minas compiten por los recursos declinantes, las poblaciones indígenas luchan por defender sus tierras y seguido salen perdiendo”.

Perú, pletórico en reservas de hidrocarburos y minería (es el primer productor de plata del mundo), cuenta con 45 por ciento de indígenas, 37 por ciento de mestizos (indígenas mezclados), 15 por ciento de blancos y 2 por ciento de otros orígenes (negros, japoneses y chinos); ahora sufre la peor violencia de los recientes 20 años, lo que ha orillado al gobierno “indigenocida” de la dupla Alan García y Yehude Simon a derogar las leyes (impuestas por decreto presidencial y bajo fuerte presión de Washington) que permiten la privatización y lotificación de las tierras de los indígenas awajun y wambis, con el fin de expoliar sus hidrocarburos y sus bosques, en aplicación puntual del reciente tratado bilateral de libre comercio firmado con Estados Unidos.

Comenta Vidal que “Perú constituye uno de varios países ahora en conflicto abierto con sus indígenas sobre los recursos naturales”, y se asombra cándidamente del silencio de los multimedia anglosajones.

¿No es, acaso, el silencio similar que operó en las carnicerías de Acteal y Aguas Blancas de la dupla Zedillo y Joseph-Marie Córdoba (otro íntimo aliado de los gobiernos infanticidas de Israel), también tratantes de comercio libre y sepultureros de la banca mexicana?

Vidal se aflige del silencio global de los multimedia sobre la expoliación del patrimonio de los indígenas: “prácticamente sin ser reportadas por la prensa internacional, han existido grandes protestas en torno de la explotación de minas, petróleo y bosques en África, Latinoamérica, Asia y Norteamérica. Las presas hidráulicas y plantíos de biocombustibles, así como las minas de carbón, cobre, oro y bauxita, se encuentran en el centro de las mayores disputas de derechos catastrales”.

¿Ignora Vidal que los espirituales “derechos humanos”, ya no se diga los más materiales “derechos castastrales”, solamente son invocados cuando afectan los intereses unilaterales de la banca israelí-anglosajona y las trasnacionales que financia?

Los asesinos de indios en la “gloriosa conquista del Oeste” del siglo XIX en Estados Unidos no eran tan depredadores ambientales como sus sucesores neoliberales: las trasnacionales petroleras y mineras del siglo XXI.

Vidal aduce que “lo que hasta ahora habían constituido incidentes aislados de los pueblos indígenas en conflicto con estados y trasnacionales se ha vuelto más común conforme las trasnacionales, apoyadas por los gobiernos, penetran en las tierras ignoradas, como salvajes o improductivas”.

John Vidal cita a Larry Birns, director del Consejo de Asuntos Hemisféricos en Washington: “Todo está en venta, incluyendo los derechos de los indios. Seguido los gobiernos no reconocen los títulos catastrales de los indios y los grandes terratenientes simplemente se quedan con las tierras”. ¿Dónde radica la novedad?

Bajo la cobertura nuclear de Estados Unidos y Gran Bretaña y el gran engaño del “libre comercio”, lo único que “innova” el neoliberalismo es la legalización de la expoliación de los derechos de las poblaciones valetudinarias.

Vidal enumera las atrocidades contra el medio ambiente y los indígenas, ejecutadas por las trasnacionales petroleras anglosajonas en Nigeria, Ecuador y Papúa occidental (Indonesia), y puntualiza que “en Nigeria una fuerza militar incursionó contra las comunidades opuestas a la presencia de las trasnacionales petroleras en el delta del Níger”, que “provee 90 por ciento de las ganancias del gobierno” y donde Shell ha depredado el medio ambiente de los pueblos aborígenes Ijaw. Es la historia de siempre y por doquier con las trasnacionales petroleras anglosajonas.

No faltan sofismas interesados que culpan a la existencia misma de los indígenas, quienes se oponen a la “modernidad”, como es el caso de Víctor Menotti, director del Foro Sobre la Globalización, con sede en California, citado por Vidal: “es una guerra paradigmática, que va del Ártico a la selva tropical. Donde se encuentren pueblos indígenas habrán conflictos de recursos. Es una batalla entre las visiones industrial e indígena del mundo”. ¡Vaya fatalismo unilateralista! ¿No le pueden entregar sus derechos catastrales a los indios sin ofender la naturaleza ni el progreso?

El problema, gravísimo de por sí, es mucho más aterrador, ya que en el manual neoliberal de la plutocracia oligárquica y oligopólica anglosajona no tienen cabida el medio ambiente ni la clase media ni los pobres, ya no se diga los indígenas.

1 comentario:

Solitario de Sayan dijo...

EL AÑO DE LA RATA Y PERRO DEL HORTELANO

En este día la rata Rómulo Alegría se fuga judicialmente para su humilde madriguera con Lucianita, alegando inocencia, después de un faenon con magistrados, que ahora tuvo como cortina de humo, la desatada por la policía, que manipula, contamina , vicia de nulidad las actuaciones de investigación sobre el homicidio de la cantante folklórica Alicia Delgado, con los auspicios del General PNP que se presenta a la prensa, para ofrecer un caso resuelto con actuados policiales, cuando en el Congreso se interpelaba al Premier Simon y a doña Meche Cabanillas por los asesinatos en Bagua, a la fecha esta en el limbo la situación de presuntos asesinos, el chofer Mamanchura y amante Abencia Meza por tremenda patinada publica. Así se hace justicia en nuestro País, cuando aun hay pruebas por actuar, se justifica su inactividad en problemas técnicos y logísticos, los petroaudios que constituyen pruebas sustanciales, pertinentes, se libera al procesado principal, se garantiza la impunidad de esta personaje, símbolo RATA de la corrupción aprista, enlace del gobierno de Alan García, con las trasnacionales petroleras que necesitan lotizar la SELVA a precio huevo y la de Consorcios humanitarios que ofrecen construir hospitales a precio leoninos.

Esta RATA sabe mucho de las faenas de los dirigente apristas colocados en Ministerios y Proyectos Sociales, en las que hay chorreo de dólares, y praxis del agua para todos –los apristas-, Avanza Perú, sembrando, techo para todos, sierra exportadora, subsidio para la gasolina y similares, en las que se carece de control en compras y contrataciones, es nula la rendición de cuentas, en las que debe realizarse una Auditoria oportuna, eficiente, autónoma, y no por el Contralor digitado por García
En la cuenta del perro del hortelano, esta la de los dueños de monopolios que no duermen, pensando en la plusvalía por 50 años, en sus inmensas posesiones, de las que solo exploran el 10% y se espantan por la resistencia de los nativos a dejarse robar sus posesiones, renunciar a sus derechos, que se oponen a sus proyectos expansivos del Siglo XXI para la Selva, y objetan la ineficiencia de ministros, congreso y sus policías, para convencer del progreso y desarrollo que trae su presencia colonizadora, auspiciando la tiranía, régimen represivo contra toda oposición social política interna, y de amenaza diplomática y militar a los países vecinos antiimperialistas de parte del gobierno títere de García, o de un golpe militar al estilo de los traidores de Honduras, esa es la situación critica, dependiente del Perú, que debes conocer y actuar, no es posible quedar al margen, de tan solo espectador, el futuro de tus hijos esta en juego
Toda negociación para debatir una Ley para la Selva, con sus actores, esta limitada a las propuestas vergonzantes de los gobernantes súbditos de los colonizadores, y las condiciones de TLC que olvidan que la selva es patrimonio de la humanidad, que preparan nuevo faenon, para reponer las condiciones simuladas de los Decretos Legislativos derogados, porque deben elogiar a sus amos siempre, porque en el periodo que les falta para su gobierno, se han propuesto llevarse todo fondo público los apristas porque con los índices de apoyo a su latrocinio, saben que jamás volverán a gobernar, ni ingresar al congreso, es su cuarto de hora.

Lo avanzado en la lucha solidaria con la Selva, es Nulo, solo ha quedado el statu quo, se ha detenido la rapacidad, que ahora esta agazapada, mientras se refuerza el gabinete con apristas con Meche al Premierato y agentes de la putrida derecha, es de necesidad sumar la resistencia, organizar cada frente de oposición por la dignidad y defensa de la patria
Mis saludos fraternos al Maestro que lucha, que enseña para la vida y el cambio a sus alumnos, que no se limita a domesticar con los planes educativos del gobierno y de las curas apóstoles de Cipriani –Valverde.


El Solitario de Sayan – Huacho, 02 de Julio del 2009.



Para dejar un comentario visita mi blog:http://solitariodesayan.blogspot.com/