lunes, 22 de octubre de 2007

Chile amnistía a 15 mil peruanos ilegales

Esta es una gran noticia para los más de quince mil peruanos que viven ilegalmente en el vecino país de Chile. Y, por supuesto, para los 20 mil extranjeros que permanecen en esa condición.

En efecto, el Subsecretario del Interior, Felipe Harboe, firmó el día de hoy la Resolución EX Nº 36339 (Ver aquí) por la cual, el gobierno chileno, permitirá a más de 20 mil extanjeros (provenientes, fundamentalmente, de países latinoamericanos) regularizar su situación migratoria. Esta cifra -según señalan los funcionarios del Departamento de Extranjería y Migración- representa el ocho por ciento del número total de residentes extranjeros que alcanza los 260 mil, aproximadamente.

La regularización de la situación migratoria de miles de compatriotas que permanecen en condición de ilegalidad en Chile, era un tema que ya venía tratándose, desde hace algun tiempo atrás, entre funcionarios de la embajada peruana y las autoridades chilenas. Sin embargo, adquirió mayor relevancia cuando intervino la Cancillería. Por ello, el canciller Alejandro Foxley, hoy se felicita y señala que "…esto es una medida necesaria desde el punto de vista de normalización de situaciones irregulares, pero también es un gesto de amistad hacia países vecinos con los cuales queremos construir un futuro en común".

El objetivo de regularizar a los miles de extranjeros ilegales es la de permitirles la obtención de las visas de residencia y acceder a un empleo formal con los mismos derechos que cualquier trabajador chileno. Como se sabe, la irregularidad de estos inmigrantes acarrea muchos problemas en el campo ocupacional, pues, facilita el incumplimiento de normas laborales en perjuicio de los trabajadores migrantes y les impide el acceso a los sistemas de seguridad social y de salud, razón por la que muchas veces son contratados con remuneraciones inferiores al salario mínimo, o a las que fija el mercado. Esta situación permite, además, que muchos chilenos y extranjeros residentes (legales), queden en desventaja para competir por los puestos de trabajo que fija el sistema. Con esta norma se evitará que malos empleadores sigan aprovechándose de esta coyuntura y, por otro lado, beneficiará a los miles de inmigrantes que hoy veran el inicio del fin de sus penurias de irregularidad e inestabilidad en el sistema laboral.

El proceso de regularización tendrá un período de vigencia de tres meses y se iniciará el próximo 5 de noviembre del año en curso hasta el 5 de febrero del año 2008.

6 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Este problema sucedió en España hace tres años. Una regularización masiva de 600.000 inmigrantes. ´
Ahora hay otros tantos que se están regularizando, sin embargo, quedan todavía muchos, con los problemas que tú muy bien has anunciado.
El problema de las migraciones, derivado de la pobreza de ciertos países o se comienza a atacar radicalmente, ayudando a los países más pobres con inversiones para crear riqueza allí, o no se acabará nunca. Sólo serán medidas coyunturales que no acabarán con la cuestión.

Salud y República

Alberto Ginel Saúl dijo...

Mi mensaje va en el mismo sentido que el de el amigo rgalmazán. Por mi parte también quería comentar las positivas y necesarias regularizaciones llevadas a cabo por el gobierno español que ya se disponen a imitar varios paises europeos como Paises Bajos o Francia. Bajo la premisa de que ningún ser humano es ilegal y desde el pragmatismo (además que desde el humanitarismo) considero que estas regularizaciones son positivas para los dos protagonistas de la cuestión. Por supuesto para los migrantes, pero también para los Estados, que lograrán sacar de la desprotección y la explotación a muchos trabajadores para convertirlos en ciudadanos plenos con derechos y obligaciones. También me parece preciso poner cara a quienes en España se opusieron a esta medida. A quienes preferían mantener en el limbo legal de la contratación cuasi esclavista a 600.000 trabajadores inmigrantes. Y como no, esos políticos divorciados de la sociedad, y unidos sacramente con los empresarios y propietarios, son y fueron los profetas del salvajismo neoliberal. Dijeron que habría efecto llamada, que los inmigrantes nos quitarían el pan de las manos, que no habría sitio para todos y queda demostrado que sus mentiras apocalípticas han sido refutadas por la realidad y los hechos.

Me alegro profundamente por tus compatriotas que aquí en España, o a partir de ahora en Chile, hayan visto un remedio a las clamorosas injusticias que les asolan, precariedad, marginalidad, invisibilidad legal, explotación... Se les ha quitado una pesada losa de encima, por fin desde ahora podrán comenzar a construir un futuro mejor para ellos y sus familias desde la irrenunciable igualdad de oportunidades. Sin duda una muy buena noticia.

Por fin vuelves a escribir, estimado amigo, otra excelente noticia. Un saludo Humberto, seguimos en contacto.

Kanelo dijo...

Como chileno, me enorgullezco que se haya tomado esta medida ya que es de todos sabido que la ilegalidad, no sólo en mi país, es el caldo de cultivo a muchos abusos.

La inmigración peruana de alguna forma se encontraba injustamente estigmatizada por el mal comportamiento de un sector ínfimo de ellos que han adoptado prácticas que, es posible, que su misma condición los alentaba a practicarlas.

20.000 peruanos no es un número menor y ya era hora de que se hiciese algo al respecto, en especial considerando que también los chilenos en algún momento fueron discriminados en otras épocas en países, como por ejemplo, Argentina. La medida del gobierno chileno tiende a humanizar un tema candente y que bueno que ello se plasmó en realidad.

También coincido en que es inmoral que quienes residen en un país, sea en forma legal o no, se vean sometidos a situaciones críticas y bajo un claro perfil de desmerecimiento frente a sus pares, como decía el señor Ginel ... ningún ser humano es ilegal.

Lo que ha ocurrido con esto medida no solo ayudará a los peruanos y otros extranjeros, sino que también será un bálsamo para el alma de los chilenos bien nacidos.

Un afectuoso saludo.

Humberto Contreras Soria dijo...

Agradezco muy de veras estos comentarios interesantísimos acerca del problema migratorio, no solo en Chile sino tambien en Europa y, particularmente, en España. El tema de las migraciones nacionales e internacionales tiene para rato. Sin embargo, es necesario señalar que de ningun modo afecta las estructuras sociopolíticas del país receptor -como muy bien lo señala nuestro amigo Alberto Ginel- y, por el contrario, redunda en un beneficio económico para aquel por cuanto estos flujos de personas en capacidad de trabajar (PEA activa) llegan al país con una adecuada capacitación para las labores secundarias (sector industrial)y terciarias (sector servicios)sin costo alguno para el Estado que los acoge. Además, muy cierto es que el proceso de asimilación, socialización e integración de estas masas de migrantes, enriquece la cultura de la nación receptora en todos los campos del quehacer social y cultural. Pero, asimismo, estos mismos migrantes también se ven favorecidos de este proceso social muy dinámico. En definitiva, hay ganancia por ambos lados: de parte del Estado receptor de estos flujos migratorios y también de los mismos migrantes que se asimilan al orden social del país que los acoge.

De otro lado, creo necesario puntualizar que el hecho muy difundido de la agresión en España a una migrante ecuatoriana, me parece un hecho aislado. Pero,de todos modos, es necesario que se impulse una campaña en todos los medios de difusión invitando a decirle un rotundo: ¡NO A LA DISCRIMINACION RACIAL!

Muchos saludos a estos amigos que dejaron sus comentarios. Hasta pronto.

Anónimo dijo...

Mientras no sean Moros
esta bien

MUY bien por Chile

Chileno dijo...

A todos los Amigos peruanos les recomiendo: Para los Ilegales

Que representa el 99% de lo que piensan los chilenos...

Digo, si es que saben leer...