lunes, 3 de septiembre de 2007

Los hombres del "cuarto mundo"


Ya hace algunos años que no se habla del "Segundo Mundo" y se da por sentado que con la desaparición del bloque "socialista" esta categoría política ha caído en desuso y por eso ya casi nadie la usa. Sin embargo, es muy frecuente hablar del "Tercer Mundo" para referirse a los países subdesarrollados de Africa, Asia y América Latina. Es cierto que esta categoría del "tercermundismo" es discutible, pero más controvertible sería, mencionar a los hombres del "Cuarto Mundo" ¿Existen estas poblaciones que debieran denominarse así? Yo creo que sí. Veamos el porqué.

En el caso particular de América Latina, los acelerados procesos migratorios del campo a la ciudad del siglo pasado (sobre todo a partir de la década del 50), debido en gran parte al desgarramiento del mundo rural, dio origen a la irrupción de inmensos asentamientos humanos que se establecían en las periferias de estas ciudades (y también en las faldas de los cerros que la circundan) y que, al no ser incorporadas laboralmente por una incipiente industría capitalista, se constituyen en poblaciones marginales donde la miseria y la frustración se dan la mano y la dignidad humana es totalmente olvidada, cuando no pisoteada.

Estos migrantes -básicamente de extracción indígena y mestiza- se encuentran, al llegar a su nuevo destino, con una realidad social distinta a la soñada. La "fabulación" de ser acogidos con cariño y protección por la segunda "madre" (la primera, la "Pacha Mama", no supo defenderlos de la voracidad insaciable de los usurpadores de tierras) se diluyen como pompas de jabón y pronto despiertan a una sociedad conflictiva entre los de "abajo" y los de "arriba", entre los que despilfarran y los que están hambrientos, entre unos pocos que siguen en la "facilidad" de la vida y los millones de seres humanos que luchan en la pobreza para sobrevivir.

De aquí en adelante a estos migrantes rurales solo les queda el único camino viable para su supervivencia: la adaptación. El camino no es nada fácil. Sienten que su desplazamiento no solo ha sido de naturaleza geográfica sino también sicológica. Asimilar los nuevos valores urbanos les cuesta demasiado, pero no queda otra elección. Así, y de a poco, van integrándose a la vida citadina, sobreponiéndose al rechazo y la falta de solidaridad de sus gentes. Los únicos lazos solidarios son con sus mismos paisanos y con las gentes de su misma condición cuando recién se instalan en terrenos eriazos (sean públicos o privados), más como una manera de defensa frente a la agresión del Estado que de altruismo consensuado. Y de hecho la represión viene con el afán de desalojarlos y ojalá expulsarlos a sus lugares de orígen, pero ellos resisten. Y seguirán resistiendo, hasta que por fin los dejan en paz y donde están. Quedan posicionados, pero marginados. Quedan con sus ranchitos de cartones y esteras, con sus frágiles casitas de adobe y barro y con sus hambres y penurias a cuestas. Pero quedan. Quedan marcados, para toda la vida, por las instituciones gubernamentales como "áreas problema" u "áreas problemáticas". Ellos, los marginados, no lo saben ni lo entienden.

A estos asentamientos poblacionales que emergieron en esas oleadas migratorias y que todavía siguen acogiendo a nuevos migrantes empobrecidos, ensanchando cada vez más los suburbios misérrimos y periféricos a los cuales el "gasto social" del Estado no llega (pero sí la represión cuando la protesta se desata), a estos seres humanos que se esfuerzan, día tras día, por salir de la miseria y la marginación y que están ubicados en las frías estadísticas dentro de los niveles de "pobreza" y "pobreza critica", a ellos les denominamos los "Hombres del Cuarto Mundo".

6 comentarios:

Otra Chilanga dijo...

Humberto, estamos list@s. Gracias por tu aceptación como colabor@ctor de "La otra chilanga"; para iniciar esta nueva fase, ¿podrías enviarnos una foto tuya o alguna imagen que quisieras utilizáramos para darte la bienvenida a aqueste rincón que ya también es tuyo?
Nuestra cuenta de correo es: otrachilanga@gmail.com
Esto servirá también para enviarte a la misma cuenta de correo desde la que nos envíes tu foto la invitación electrónica que, al aceptarla, te hará formar parte del equipo de colabor@cción del güeblog.
¿Esperamos tu mensaje entonces?

CSA dijo...

Se podría también dar ese análisis para aquellos inmigrantes que no encuentran trabajo en nuestro país o que viven en miseria. Es casi el mismo caso. Pero aquí es de gente que viene de otros países para buscar una vida mejor.

No todos viven así y ahí diferentes grados. Desde el inmigrante que trabaja y tiene una casa que puede, dentro de lo que cabe, pagarla hasta aquel que vive en lo más hondo de la miseria.

Los últimos son a los que me refiero más bien. Como el caso del puente de Valencia donde viven inmigrantes porque la comunidad no ha puesto a disposición un centro de inmigrantes.

La causa de ese mal vivir y de que vengan es el capitalismo. Sin embargo algunos grupos como Falange ya dicen aquello de que: "Nos roban el trabajo a los españoles"; cuando quien manda en la oferta y demanda de trabajo es el mercado y, por tanto, los capitalistas.

¡Salud!

Humberto Contreras Soria dijo...

Amigos de "La otra Chilanga"; gracias por la invitación y estaré pronto en contacto con ustedes.

Amigo CSA; en efecto, yo creo que son pocos los migrantes extranjeros que llegan a Europa, y particularmente a España, quienes logran plasmar su sueño del "estilo de vida europeo". La gran mayoría de éstos se ubican en las ocupaciones de baja productividad (actividades terciarias o de servicios)y los que logran establecerse en la industría lo hacen en aquellas que demandan mano de obra poco calificada (por ejemplo, construcción civil) y por lo mismo con bajas remuneraciones. De otro lado, los impactos sicológicos y culturales son los mismos que sienten los migrantes internos que se mueven dentro de las fronteras de un país. Y quizá, en muchos casos, más traumáticos de lo que a simple vista parece. No he podido encontrar algun estudio sobre ello pero me gustaría me alcances algun dato referencial si por casualidad lo tienes. Recibe un abrazo. ¡Salud!

BohemiaMar dijo...

Hola Humberto, he entrado a tu blog y solo puedo ver una foto de tu post el cuarto mundo, el texto no se ve, no sé a qué puede ser debido, tal vez estés haciendo arreglos. Me sabe mal no poderlo leer.
Te dejo un fuerte abrazo.

RGAlmazán dijo...

Amigo Humberto, como tú bien dices, el cuarto mundo, por desgracia, existe.
También aquí, como decía CSA, lo único es que quizá, tienen un poco más de probabilidad de acceder a ser "aspirantes de clase media" que en países como en Perú. Quizá es mejor en lo económico pero peor en lo emotivo, pues el desarraigo es mucho más desgarrador, por ejemplo, imagínate a un nigeriano, sólo sin familia, viviendo en la miseria en España.

Salud y República

Dahlia dijo...

No visitaba tu blog hace tiempo y encuentro ahora solo comentarios de españoles que parecen estar tambien en contra del capitalismo salvaje...
Una pregunta, me podrias decir como hiciste para instalar la barra de traducciones. Saludos